Importancia de la depilación masculina

Con el paso del tiempo, la estética ha ido ocupando cada vez un lugar más importante en nuestra sociedad y es por eso que cada vez el género masculino se preocupa más de facetas como las cremas, el cuidado del cabello, y también de la depilación.

Los hombres están tomando cada vez más conciencia de la importancia de la imagen personal y de los tratamientos estéticos. Saben que la imagen es decisiva para triunfar en un mundo altamente competitivo. La depilación masculina puede decirse que empezó con los atletas, en deportes como la natación, el ciclismo entre otros. O bien así los bailarines y modelos. El vello siempre fue un estorbo para la mejoría de las heridas, sin el mismo se facilita el proceso de cicatrización y la eliminación de infecciones. Además el vello es una traba para los masajes que deben realizarse a los deportistas con bastante frecuencia. Del mismo modo mejora la aerodinámica sobre la bicicleta o hidrodinámica en el caso de los nadadores. Pero además esta práctica se está desarrollando entre muchos otros apasionados del deporte.

Depilarse es más higiénico en pieles que están sometidas de forma habitual al sudor y a la fricción por la práctica de cualquier tipo de actividad deportiva. Los hombres cuidan más su apariencia hasta el último detalle y uno de los tratamientos más demandados entre ellos es la depilación. Por lo que las zonas más preferidas para eliminar esos incómodos vellos son: el pecho, la barba, el abdomen, las piernas, sobretodo en el caso de los deportistas, ya que hacer cualquier actividad con los vellos puede estropear su entrenamiento o juego.

Como, vemos las razones estéticas no son lo que mueve decidir hacerse una depilación, sino también la salud, la profesión, entre otros factores. Asimismo, los hombres también prefieren depilarse zonas que pensábamos que solo la mujer lo hacía como las cejas, el entrecejo y las manos, también los brazos, las axilas y los genitales. Los hombres, aparte de depilarse estas partes del cuerpo, prefieren ahora un sistema de depilación duradera y eficaz que elimina los vellos de más. Esto no solo favorece a las mujeres, sino que a los hombres también que deseen más comodidad a la hora de depilarse. En casa o en un salón de belleza, los hombres ahora discuten sobre los diferentes tipos de depilación que favorece y da resultados.

¿Qué diferencia existe entre la depilación masculina y la femenina?

Las diferencias entre el vello de hombres y mujeres, resultan mínimas y la depilación es muy similar en ambos casos, si bien es cierto que existen zonas donde los hombres pueden tener mayor concentración de vello por naturaleza como por ejemplo el pecho, en el resto del cuerpo los métodos y medios serán prácticamente los mismos para ambos sexos.

La depilación masculina, tiene en cuenta los mismos factores, el tipo de láser o depilación, la zona a tratar, densidad de pelo, tipo de piel… En base a esto, se opta por el tratamiento más adecuado para cada paciente independientemente de su sexo.

Si es cierto que existen zonas como el pecho o la barba, donde los hombres suelen experimentar una mayor aparición de vello que las mujeres, pero ni mucho menos presenta diferencias en el tipo de tratamiento de la zona.

Lo que sí es importante y cabe destacar que tanto en depilación masculina como en depilación femenina luego de la depilación pueden salir granitos, éste problema es llamado foliculitis. El motivo es que los vellos quedan incrustados dentro de la piel. Suele ser doloroso y molesto si no se trata efectivamente. Una buena forma de eliminar los granitos que aparecen en la piel después de una sesión de depilación es utilizar una crema especializada, para conseguir una buena hidratación, o la otra opción es limpiar la piel con alcohol para que los poros queden desinfectados. También un remedio natural es utilizar zumo de limón natural para cerrar los poros. Igualmente efectiva es la técnica de la depilación con hilo, esta técnica utilizada para la depilación masculina como para la femenina tiene origen en el Oriente. A pesar de que actualmente se ha difundido por la depilación de las cejas, tradicionalmente es utilizada sobre la cara entera, lo que incluye el labio superior, el mentón, las cejas, las patillas y las mejillas. La pinza de depilar es muy ultimes para las zonas de poco vello, para corregir y emparejar cejas, vellos nasales.